Gazpacho de cereza

Gazpacho de cereza

Acabamos de meternos de lleno ya en el verano así que vamos a preparar nuestro primer gazpacho de la temporada, que es un clásico que nunca puede faltar.  Se trata de un gazpacho con un toque especial, le vamos a incorporar un producto también de temporada maravilloso, como es la cereza. Gazpacho de cereza, una combinación majestuosa.

Gazpacho de cereza
Ingredientes
  • 1 kg de tomates maduros
  • 25 g de cebolla
  • 10 g de pimiento verde
  • 150 g de miga de pan
  • 1 pizca de ajo
  • 100 g de aceite de oliva virgen extra
  • 10 g de vinagre de jerez
  • 200 g de cerezas
  • Sal
  • 100 g de cerezas con su rabo para decorar
  • 200 g de melón
  • Brotes u hojas pequeñas de albahaca
Elaboración
  1. Lavamos, deshuesamos los 200 g de cerezas y las reservamos.
  2. Lavar también los tomates quitándoles el pedúnculo y cortamos el tomate, los 25 g de cebolla y los 10 g de pimiento en cubitos pequeños.
  3. Es necesario dejarlo reposar. Colocamos todos los ingredientes, menos la cerezas, en un recipiente, lo cubrimos con papel film y dejamos macerar en frío unas 8 horas.
  4. Transcurridas las 8 h trituramos todo junto y cuando esté todo bien pasado añadimos los 200 g de cerezas, la sal y volvemos a triturar. A mí me suele gustar pasarlo por un colador, aunque esto es opcional.
  5. Este gazpacho hay que servirlo bien frío y acompañarlo con los 200 g de melón en dados, los 100 g de cerezas con rabo y unas hojas de albahaca.

 

Hay varios tipos de tomate para hacer el gazpacho, pero sobre todo deben ser bien maduros y carnosos para que aporten dulzura. Mi tomate preferido para hacer el gazpacho es el tomate pera, la piel no es muy gruesa, tienen mucha carne, un sabor muy equilibrado, no es extremadamente ácido y sobre todo tiene muy pocas pepitas.

Si nos sobra gazpacho debe ser conservado en frigorífico en un recipiente sellado para que no se contamine su sabor y aroma con el de otros alimentos. El gazpacho es un alimento que al ser triturado posee una gran capacidad de absorber otros aromas. Su mejor sabor lo adquiere a partir de 24 h de su preparación, cuando todos los sabores de sus ingredientes se han unificado, pero en ningún caso debe estar más allá de los cinco días.

A la hora de comprar las cerezas, el mejor truco que se puede dar es comprarlas en cantidades pequeñas. Es mejor, si se puede, adquirir poca cantidad cada dos o tres días que tener un kilo pudriéndose en el cajón de la nevera durante una semana. La fruta hay que consumirla en su estado óptimo de madurez y para eso hay que estar en contacto con el frutero, que es nuestro mejor aliado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *